lunes, 23 de febrero de 2009

Albert Fish

Querida señora Budd:
Hace algunos años, mi amigo el capitán John Davis, zarpó de California hacia Hong-kong, que por aquel entonces padecía los problemas del hambre, las calles se habían vuelto muy peligrosas para los niños entre 9 y 12 años porque tenían la costumbre de matarlos, cortarlos en pedazos y vender su carne como alimento.
Antes de zarpar mi amigo, raptó a 2 niños; los mató, corto en pedazos, guiso su carne, y se la comió.
Esa es la razón de que hace algunos años yo acudiera a su casa el 3 de junio de 1928, con el pretexto de acompañar a su hija a la fiesta que daba mi hermana; y ...Decidí comérmela.
La llevé a una casa abandonada en Westchester en la que me había fijado. En el primer piso me desvestí completamente para evitar manchas de sangre. Cuando me vio desnudo se echó a llorar y quiso huir, pero la alcancé. La desnudé, se defendió mucho, me mordió y me hizo algunos rasguños. La estrangulé antes de cortarla en pedacitos para llevarme a casa toda su carne, cocinarla y comérmela. No pueden imaginar cuán tierno y sabroso estaba su culito asado. Tardé nueve días en comérmela por completo. No me la tiré, aunque hubiese podido hacerlo de haberlo querido, murió virgen.
Sin mas que decir, se despide, su siempre amigo Albert Fish.




Fish nace en 1870. Es mejor conocido como el Abuelo Asesino, debido a su avanzada edad cuando lo atrapa la policía y condenado a la silla electrica el 16 de enero de 1936.
Durante el juicio quedó probado que realizó todo tipo de perversiones con más de 100 niños, encontrando solo a 15 cadaveres. Se descubrió también su extraño gusto por hacerse daño a sí mismo; uno de sus sistemas favoritos era clavarse agujas alrededor de los genitales. Una radiografía descubrió un total de 29 agujas en el interior de su cuerpo (algunas con tanto tiempo que habían empezado a oxidarse). Le gustaba comerse sus propios excrementos, o introducirse trozos de algodón empapados con alcohol dentro del recto y prenderles fuego
En otras ocasiones había intentado introducirse agujas debajo de las uñas, pero no tardó en renunciar a ello cuando el dolor se hizo insoportable.
También narra la historia de un joven vagabundo al que obligó a realizar toda clase de actos sádicos, masoquistas y coprófagos durante dos semanas, además de cortarle las nalgas en varias ocasiones para beber su sangre. Finalmente intenta cortarle el pene con unas tijeras, pero cambia de opinión al ver el sufrimiento del chico y arrepentido le da diez dólares dejándolo huir.



"Que alegría morir en la silla eléctrica. Será el último escalofrío.
El único que todavía no he experimentado..."


2 comentarios:

Lincer dijo...

Gracias por devolver el comentario ^^
En fin contenidos raros los que posteas pero me gustan =D

En fin, yo lo jugue con auriculares el fear :( porque por desgracia no cuento con sonido 5.1 en la compu, en el DVD si pero la pc no :'(.

Por lo tanto tomo tu recomendacion, cuando me llegue el 5.1 para la pc lo juego de nuevo! =D

JiMmY kArMaShItUu dijo...

Exelente el blog muy muy bueno...
realemente haces un exelente trabajo con el blog, es uno de los pocos pero buenos blogs inteligentes que hay, una verdadera joya :)

y en cuanto al post, exelente, :D
segui asi... y saludos